• Català
  • Español
  • English
  • Français
  • Български
  • Română

La planta compacta de electrodiálisis reversible (EDR) que AREMA ha desarrollado, representa una alternativa a la desalación por osmosis inversa del agua salobre.

La electrodiálisis es un proceso de tratamiento de fluidos basado en la aplicación de un campo eléctrico mediante dos electrodos entre los que se sitúan un conjunto de membranas impermeables y iónicamente selectivas, que permite separar elementos minerales en solución a partir del movimiento de disociación de iones a través de dichas membranas y la creación de dos flujos diferentes: el desalado, también llamado diluido, y el de alta concentración de sales llamado concentrado.

  • Viabilidad en la separación de sustancias sin la necesidad de realizar cambios de fase, normalmente a temperatura ambiente.
  • Posibilidad de trabajar en continuo y poder automatizar el proceso.
  • Mayor recuperación hidráulica que la osmosis inversa y necesita menos mantenimiento.
  • Inversión económica más baja que en el caso de la osmosis inversa y costos de operación más reducidos.
  • Planta compacta y modular.

A continuación, se muestra un esquema de los principios del proceso de electrodiálisis.